Volver a todos los artículos

Activación de dispositivos de forma remota con Wake-on-LAN de AnyDesk


¿Cómo funciona Wake-on-LAN y dónde se utiliza?

Una encuesta de Statista realizada a 1200 personas de todo el mundo en abril de 2022 ha revelado que el 60% de los participantes siguen trabajando de forma remota en la actualidad. De ese 60%, la mitad espera trabajar de forma remota de forma permanente. Si miramos hacia el futuro, el 42% de los encuestados se ve a sí mismo en un modelo de trabajo híbrido en el que el trabajo remoto es una parte esencial de su vida laboral.

Debido a que cada vez hay más personas que trabajan fuera de las oficinas de forma permanente, la tecnología remota facilita la transición del entorno de la oficina al lugar remoto, ya sea para trabajar desde casa o cualquier otro lugar del mundo. Muchas empresas ya utilizan el acceso remoto como una alternativa rápida a la clásica VPN, para que el personal pueda dejar sus equipos de alta gama en la oficina y utilizar cómodamente los dispositivos en casa para acceder a los ordenadores del trabajo, especialmente cuando tienen un costoso software de empresa con un número limitado de licencias.

Las opciones de acceso remoto para las empresas y los empleados son versátiles, ya que el software de acceso remoto ofrece muchas funciones sorprendentes que redefinen la forma en que utilizamos los dispositivos en el trabajo. Wake-on-LAN (WoL), por ejemplo, es una función esencial de soluciones profesionales de escritorio remoto y es especialmente importante en el campo del soporte remoto, donde los dispositivos se mantienen y actualizan principalmente después de las horas de trabajo.

En esta entrada del blog explicaremos qué es Wake-on-LAN, cómo funciona, qué configuraciones se deben realizar de antemano y cómo se puede utilizar en entornos de trabajo y soporte remoto para hacer que las cosas sean un poco más fáciles.

¿Qué es Wake-on-Lan y cómo funciona?

Imagina que puedes encender otro ordenador sin tener que sentarte frente a él físicamente. Lo que parece un truco de magia de David Copperfield no es más que una innovación tecnológica y cualquiera puede hacerlo. Esta función se llama Wake-on-LAN y permite a los usuarios «activar» dispositivos en estados de bajo consumo (como el modo de suspensión, híbrido o apagado) sin que nadie tenga que estar presente en la parte remota para pulsar físicamente el botón de encendido.

Si se activa Wake-on-LAN en el ordenador remoto, el adaptador de interfaz de red (NIC) del dispositivo sigue recibiendo energía y está conectado a la red LAN, aunque el equipo esté en reposo. Esto permite que el adaptador espere una señal de activación, un paquete especial de difusión de red que se envía desde el dispositivo al ordenador remoto de destino en modo de bajo consumo. La difusión se llama Magic Packet y contiene la dirección MAC única del dispositivo que quieres activar.

Todos los equipos que pueden captar las señales de Wake-on-LAN en tu red reciben este Magic Packet, sin embargo, igual que una huella dactilar o un sistema de bloqueo, el protocolo asegura que solo el dispositivo remoto con la dirección MAC correspondiente puede traducir el Magic Packet entrante y volver a encenderse. Una vez que se ha recibido correctamente el paquete, el adaptador de red y la BIOS del dispositivo remoto que está suspendido le pedirán al equipo que se inicie.

Configuración correcta del sistema

El software de escritorio remoto ofrece una plataforma fácil de usar para enviar Magic Packets y activar dispositivos. Sin embargo, se necesitan hacer algunos ajustes de antemano para que se pueda utilizar Wake-on-LAN correctamente. Para habilitar Wake-on-LAN en el equipo de destino es necesario asegurarse de que:

  • Hay al menos un dispositivo AnyDesk adicional en línea en la red del equipo en reposo.
  • La función Wake-on-LAN está activada en la configuración de AnyDesk del cliente inactivo.
  • El sistema operativo y el hardware del equipo remoto están configurados para admitir Wake-on-LAN (la función debe estar activada en la BIOS de la placa base y se requiere una tarjeta de red y un sistema operativo compatibles).
  • El dispositivo remoto debe estar alimentado.

Si estos ajustes se han realizado correctamente, podrás enviar una solicitud de activación desde el equipo activo de la red A al equipo remoto en reposo de la red B a través de AnyDesk. Los servidores de AnyDesk escanearán la red B en busca de otro cliente de AnyDesk en línea, por lo que es importante tener un dispositivo adicional que ejecute AnyDesk en línea en la red B. AnyDesk solicitará entonces a este dispositivo adicional que envíe un Magic Packet para activar tu dispositivo de destino en la misma red B.

Para más información sobre cómo preparar tu equipo remoto para Wake-on-LAN, te recomendamos que eches un vistazo a nuestro Help Center, donde encontrarás una descripción detallada para preparar tu sistema operativo paso a paso.

Áreas de uso y beneficios para empresas

Wake-on-LAN tiene muchas ventajas tanto para empresas como para empleados. Por ejemplo, la función facilita el funcionamiento desatendido de los dispositivos. Si los equipos se manejan de forma remota a través del acceso desatendido y se apagan por accidente o requieren un reinicio, esto no será un problema importante. No es necesario enviar a otra persona para que vuelva a encender el equipo, ya que Wake-on-LAN puede hacer el trabajo por ti.

También permite a los empleados dejar los equipos pesados de la empresa en la oficina, ya que pueden encender sus puestos de forma remota. Esto resulta muy útil, por ejemplo, cuando el personal quiere terminar un proyecto desde casa después del horario de trabajo y el dispositivo de la oficina ya está apagado. Con una herramienta profesional de acceso remoto con funciones de Wake-on-LAN, los dispositivos apagados no afectarán negativamente al trabajo remoto ni al soporte remoto de ninguna manera.

Wake-on-LAN permite al soporte de TI gestionar mejor los equipos de forma remota. Esta función se utiliza mucho, por ejemplo, en los escenarios de gestión de parches y mantenimiento remoto, donde las actualizaciones, los parches y el nuevo software, que requieren un gran ancho de banda, se implementan a menudo después del horario de trabajo, cuando los empleados se han ido a casa, y la actividad diaria no se verá afectada negativamente.

Wake-on-LAN también tiene un efecto positivo en los costes de energía. Los dispositivos se pueden apagar si no son necesarios y reiniciarse de forma remota cuando se necesiten, por lo que se puede ahorrar electricidad durante el día. Además, la función ahorra un tiempo valioso a los empleados y les garantiza cierta flexibilidad cuando trabajan desde casa, ya que no tienen que esperar a que un compañero esté disponible para encender el ordenador por ellos, lo que es especialmente valioso para las empresas más pequeñas o con un gran número de empleados que trabajan de forma remota.

Prueba Wake-on-LAN para tu empresa

¿Puede Wake-on-LAN facilitar la gestión de dispositivos en tu empresa? ¿Buscas una solución de escritorio remoto que garantice un acceso remoto superior para un mejor soporte remoto y opciones de trabajo remoto más fluidas? ¿O simplemente quieres que tu empresa sea más respetuosa con el medio ambiente en un momento en el que los costes energéticos van en aumento?

Inicia ahora tu prueba gratuita para empresas y prueba Wake-on-LAN en cualquier dispositivo con Windows, Linux, macOS, Raspberry PI y FreeBSD.

Inscríbete para tener acceso a noticias, consejos y más